Nuestro entorno

turismo rural en extremadura

Descubre y disfruta un entorno sin igual.

¿Buscas disfrutar del verdadero turismo rural en Extremadura? A continuación os ofrecemos un pequeño resumen de todas las comarcas y lugares de interés que podréis encontrar en las proximidades de Casa Rural Acebuche.

Valle del Ambroz

turismo rural en extremadura

El Valle del Ambroz es un lugar de contrastes, con montañas que superan los 2.000 metros y tienen nombre propio como el Pinajarro, el Valdeamor o El Camocho, y zonas de vega y dehesa a solo 500 metros de altitud. Con abundancia de agua, gargantas y ríos.

En su ir y venir por nuestra piel de toro, las culturas vetonas, celta o judía fueron dejando su legado, el Toro Celta de Segura de Toro o el Barrio Judío de Hervás y las tumbas Celtas de Casas Del Monte, son alguno de sus hitos principales. Nuestros antiguos sabían elegir dónde vivir…

Esas montañas han marcado también su paisaje, grandes bosques de castaño y roble en las umbrías, acompañados de terrazas cuajadas de cerezos y ciruelos. Frondosas dehesas de encina y alcornoque en la zona baja del valle, y de cuando en cuando un monumento natural, un Árbol Singular, como los Castaños del Temblar, el Alcornoque de la Fresneda o el Abedular del Puerto de Honduras, verdaderas catedrales de la naturaleza.


Parque Nacional de Monfragüe

parque nacional monfrague

Monfragüe se encuentra aproximadamente en el centro de la provincia de Cáceres, en el triángulo que formarían las conocidas ciudades de Plasencia, Trujillo y Cáceres. Su eje vertebrador lo constituye el río Tajo a su paso por suaves montañas rodeadas de extensas dehesas.

Además de la categoría de Parque Nacional, son varias las figuras de protección que coexisten sobre este territorio. En 1991 fue declarado Zona de Especial Protección para las Aves, figura gue fue posteriormente ampliada en mayo de 2004 hasta la actual ZEPA “Monfragüe y Dehesas del entorno” que abarca las 116.160 hectáreas coincidentes con la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional.

Esta misma extensión goza desde julio de 2003 de la calificación como Reserva de la Biosfera, reconocimiento específico de la buena relación que desde siglos existe en estas tierras entre el hombre y el medio.


 

 Las Hurdes

las hurdes
El cúmulo de una orografía montañosa y una constante presencia de agua que riega cada rincón, son los factores que trazan por las faldas de sus sierras, espectaculares meandros y erosionan con los años la negra pizarra con chorros de enérgicas corrientes que arrastran consigo la historia de sus hurdanos.

Arquitectura, naturaleza, gastronomía, orografía, cultura y tradición, se funden como una única entidad de identificación de sus gentes.
Un conjunto de emociones que este paraíso ofrece a todo aquel que pretende descubrirlo, con tantas variantes como gustos se hizo el hombre. Hacen de esta comarca una tierra ideal donde los sueños se pueden llegar a realizar.


Granadilla

granadilla pueblo amurallado

La impresionante población de Granadilla se encuentra sobre un cerro que forma una península sobre el embalse de Gabriel y Galán, pantano al que le debe el “honor” de figurar como pueblo deshabitado, de que hoy día Granadilla no tenga habitantes, de que sus vecinos tuvieran que marcharse, de que no puedan volver nada más que de visita, de impotencia, de desarraigo, de tristeza, de exilio; en fin, de tantas historias que solo los granadillanos pudieron sentir cuando les obligaron a dejar atrás una vida entera y salir rumbo a lo desconocido.
Catalogada como la tercera población mejor amurallada de España por detrás de Ávila y Lugo, se diferencia de estas en que no creció población extramuros, como sí sucedió en las dos capitales de provincia. El terreno que había en el interior de la muralla era suficiente para ir prolongando el crecimiento edificatorio que se iba dando.


La Vera

Comarca de la vera

Armonía entre la naturaleza y los numerosos núcleos de población rural, con una arquitectura popular muy característica y singular. La Vera es una comarca preciosa situada en el noreste de Extremadura, en la vertiente sur de la Sierra de Gredos.
La proximidad con las montañas da lugar a un micro-clima más suave en invierno y más fresco en verano.

El paisaje de la Vera se presta a ser explorado, pues sus pequeñas poblaciones repletas de conjuntos de interés histórico-artístico así como los rincones naturales que aparecen en el paisaje montañoso, ofrecen la belleza reposada de un paisaje único e inolvidable.


Sierra de Gata

sierra de gata

Hablar de esta comarca es reconocer la amabilidad de sus gentes, relatar el día a día en el dialecto local, oír el rumor del agua cristalina erosionando los torrentes de los escarpados valles antes de estancarse en las numerosas piscinas naturales, oler los aromas entremezclados del brezo y la jara, ver el sosegado planeo de los imponentes rapaces, paladear los afamados caldos de viñas cultivados en sistemas abancalados, sentirse perdido en las dehesas de robles, encinas y alcornoques, o recolectar el fruto del verdeo que, una vez prensado, licúa los mejores aceites.


Valle del Jerte

valle del jerte

Si lo que buscas es naturaleza y poder relajarte, el Valle del Jerte te ofrece una gran variedad de flora y vegetación. Pero sin duda alguna la estrella es el cerezo. El Valle del Jerte alcanza una gran belleza en primavera, cuando se pueden ver todos los cerezos en flor, creando una estampa que difícilmente podrás olvidar, un gran manto blanco arropa al valle. Pero recuerda que la naturaleza no tiene ni hora ni fecha exacta, aunque el mejor momento suele ser a finales de marzo y principios de abril cuando la floración esta en su mayor esplendor.
Si visitas esta comarca del norte cacereño, acércate a Plasencia, la conocida capital del Jerte.

Google+